bocadorada.com

Las posibilidades de las mollejas de pato confitadas

La semana pasada buscaba en el supermercado algo diferente para sorprender a un cumpleañero, en una de las cámaras frigoríficas vi un sobre de mollejas de pato confitadas. Pensé, vamos a ver, esto debe de ser lo que sustituye a los dientes del pato. Con las mollejas seguro que le sorprendo. Me lo llevo. Y se sorprendió, así que guarde algunas en un tupperware, aparté la grasa a una olla y coloqué las mollejas en una bandeja de horno, hice láminas con una patata mediana, la salé y la confité en la grasa de las mollejas. Antes de servirlo, calénté en el horno las mollejas, quedaron muy brillantes y nada duras.

Mollejas con patatas confitadas

Al día siguiente, recordé un plato que vi cocinar en algún programa de cocina, unas lentejas con mollejas de pato. Así de simple, hice un cocido de lentejas con verduras y añadí cuatro de las mollejas apartadas. Quedaron unas lentejas muy resultonas.

Lentejas con verdura y mollejas de pato

Todavía nos quedaban algunas mollejas más y aunque mi intención era preparar una ensalada de mollejas, cambié de planes sobre la marcha, ya que me puse a hacer una pizza y se me ocurrió que quedaría perfecto con láminas de molleja regadas de una reducción de vino tinto y boletus edulis.

Pizza de mollejas de pato con boletus

No pensaba yo que las mollejas de pato confitadas dieran para tanto, además vienen confitadas y creo que venden envases más pequeños que creo que es realmente lo que me conviene.

29-May-2007 - Hechos en casa, Carne, Legumbre, Setas

Comentarios (8)

Paella de carne primaveral

Con la llegada de la primavera se nos ocurre reunirnos con los amigos y familiares para hacer comidas al aire libre a ser posible. Lo que ocurre es que lo que imaginamos va a ser un precioso día primaveral, con un cielo azul intenso, ni rastro de bruma, con una temperatura ideal, ni frío ni calor, puede ser que no se cumpla. Últimamente, el día amanece primaveral eso sí, con una humedad en el ambiente superior al 70%, nublado por lo menos, fresquito para vestimentas veraniegas y un sirimiri que no termina en todo el día o peor rayos y truenos. Esta zona en la que vivimos suele ser así, que sí, que sí, también hay días preciosos, donde disfrutas del color, olor, intensidad y vida con todos los sentidos, salvo los alérgicos que notarlo lo notan, aunque no lo disfrutan.

Una bonita paella

Quedamos para comer en una sociedad de montaña con amigos. La comida fue perfecta, paella y fresas con nata. Era el sitio más apropiado para hacer una paella, mientras disfrutábamos de la compañía, nos poníamos al día y nos divertíamos. Una pena que no se pueda comprar el tiempo, o por lo menos alquilarlo para un rato, para disfrutar de las vistas o de un paseo.

27-May-2007 - Sitios para comer, Txoko

Comentarios (0)

Cobayas del ibérico

Tengo debilidad para presentarme como cobaya y cada día más. Es por curiosidad, aunque no me sirve de nada porque el que hace la prueba tiene más curiosidad que yo, por eso también me gusta hacer las pruebas a mí. Aunque lo que me gustaría ser es estudiante de veterinaria en Cáceres.

Lomo ibérico

Les dan lomo ibérico para que lo prueben y los ordenen de mejor a peor. ¡Que chollo! Supongo que no tendrán problemas para encontrar cobayas, todos querrán serlo, no hay como poner un aliciente importante.

Que si tiene más veta, que si tiene más sabor, más grasa, … Pero hay más, los que hacen las pruebas trabajan todo el rato con estos productos, ¿se cerrarán la boca con cremallera? ¿picarán de vez en cuando, sólo como buenos científicos profesionales? ¿o le darán al jamón, al lomo o al chorizo indiscriminadamente día sí y otro también? Lo he pensado y lo que realmente quiero es hacer pruebas con productos derivados del cerdo ibérico, eso sí que molaría.

24-May-2007 - Curiosidades

Comentarios (2)

Volvemos a la adolescencia

Al final no fuimos al Txakoli Simón, porque el tiempo amenazaba y en el Simón no tienen carpa. El plan era perfecto, quedar en el barrio de los del cumpleaños a tomar unos marianitos, subir en el funi a Artxanda, paseo hasta el Simón, comer txuleta y divertirse. Pero lo cambiamos por ir a la cervecería Los Rosales en Txurdinaga a comer pollo en Bilbobus, la cervecería está semicubierta, tiene un toldo con el que si llueve no te mojas.

Nos lo pasamos bien a pesar de que no fuera el Simón, mekatxis!

Es que en el Simón lo que mola es comer fuera y además eramos muchos y no reservan las mesas de fuera. Aún así, me lo pasé muy bien, volví a la adolescencia, a la cervecería, a los recreativos, descubrí los dardos (resulta que soy horrible, como para sacarle un ojo a alguien sin pretenderlo). Los bolos, que guay es la minibolera, creo que volveré a ese sitio, además tenían unas rabas muy ricas.

Terminamos como en la adolescencia

Todo el día por ahí comiendo, bebiendo, riendo. Y como llevábamos dinero para la txuleta y al final comimos pollo, nos duro mucho, pero mucho mucho.

23-May-2007 - Sitios para comer, Cervecerí­a

Comentarios (5)