bocadorada.com

Museo y comida dominguera

Precioso día de otoño, fresco pero soleado, después de tomar un chocolate con churros en casa, nos dirijimos hacia la cafetería Metropol, a tomar un café, la dosis justa para ser feliz, al lado de la ventana con el periódico del día, sentada en una comodísima silla Cesca de Breuer (las mismas que me he encontrado en el museo frente a los catálogos de consulta de Poussin pero las últimas con asiento y respaldo de rejilla, parece una señal).

Foto de la biblioteca del museo de bbaa

Hay encuentros que cambian la vida, eso le pasó a Jean Planque, el encuentro que le marcó tanto no fue con ningún pintor como Picasso o Dubuffet, aunque fue amigo de ambos y otros más, el encuentro que tanto le marcó fue con una obra de Cezanne. No tener una formación específica en arte no le inhabilitó para distinguir, apreciar y emocionarse con la belleza. Los encuentros de ayer no nos cambiarán la vida, pero nos alegraron el fin de semana y un poco más. Primero un paseo entre los paisajes misteriosos de Poussin, después visita por la colección de Jean Planque, donde mi acompañante me dijo que podría llegar a hacer cosas terribles por tener una obra de Paul Klee de las que estaban expuestas. Y para terminar, un paseo por lo más clásico del museo.

Foto de la hamburguesa especial

Salimos tarde y nos crujían las tripas, hay un restaurante americano al que nos apetecía ir a comer una hamburguesa, se llama Abilene Saloon. Pedimos una hamburguesa completa y una especial y algunos fritos para ir picando. Me quedé tan llena que no cené por la noche, la hamburguesa estaba rica pero no es comparable a aquella que comí en el White Trash. Estos día me acuerdo mucho de Berlin, el año que viene tengo que ir sin falta.

12-Nov-2007 - Fast Food, Sitios para comer

Comentarios (5)

Chocolate con churros para desayunar

Chocolate con churros

Comer chocolate con churros apetece sobre todo los domingos de invierno, o aunque no sea invierno si hace frío. No lo había hecho nunca en casa, porque da pereza ponerse a hacer chocolate a la taza y churros nada más levantarse de la cama. He tardado alrededor de un cuarto de hora y lo hemos comido en menos de 10 minutos. Ha sido divertido hacer una gran espiral de churros, en realidad han sido dos.

Chocolate a la taza

  1. Calentar la leche necesaria.
  2. Cuando empiece a calentarse, añadir el chocolate para hacer, 40g por taza, y se remueve mientras cuece hasta llegar al punto de ebullición.
  3. Entonces se quita del fuego, para que repose un poco

Hay que tener cuidado de no quemarse, porque el chocolate guarda mucho el calor. Se puede hacer de víspera y a la mañana calentarlo sin que hierva.

Churros

(para 2 personas comilonas)
El gran churro

  1. Se mezclan 250g de harina con medio sobre de levadura y se le da la forma de un volcán.
  2. Se calienta medio litro de agua con una cucharadita de sal.
  3. Cuando el líquido esté templado, se vierte en el interior del volcán y se trabaja la masa un rato con las manos limpias.
  4. Cuando ya no tenga grumos, se pone la masa en una manga pastelera con la boquilla adecuada.
  5. Se vierte la masa de la manga dando forma de gran espiral a la sartén y se fríen los churros en la en aceite muy caliente.
  6. Se escurren, lo que se pueda y se les añade azúcar por encima. Se cortan al tamaño deseado para comerlos.

Cuando mejor están es recien hechos, pero pueden durar más tiempo y siempre se agradecen.

11-Nov-2007 - Hechos en casa

Comentarios (11)

Calabaza con tempura de gambas

Ayer pensaba preparar una cena que fuera de temporada, que tuviera algo marino, que tuviera gracia y que no fuera algo muy común. Recordé que las calabazas están espléndidas ahora mismo, y que la crema de calabaza combina perfectamente con la salsa de soja salada, tan bien como lo hace la tempura de gambas.

Crema de calabaza con tempura de gambas y salsa de soja

Ingredientes

(para 4 personas)

Elaboración

Por un lado he hecho un puré de calabaza, cebolla, pimiento verde y pimiento rojo. Hay que poner todos los ingredientes troceados en una olla pochándose con un poco de aceite, sal y un vaso de agua. Los dejo un buen rato a fuego lento con la tapa puesta hasta que todos los ingredientes queden blandos. Después los trituro y dejo que repose.

Por otro lado preparo los polvos de la tempura, que no es sólo harina, también lleva gasificantes, mezclándo con el agua más fría posible (utilizad cubitos de hielo), tal como viene en las instrucciones. Introduzco en la mezcla las grambas peladas y pinchadas con un palillo y los frío en aceite de oliva.

Me ha quedado la mesa como si de un fuerte japonés se tratara. Creo que he visto demasiadas películas de Akira Kurosawa.

6-Nov-2007 - Hechos en casa

Comentarios (8)

¿Color pistacho?

No he podido resistirme a comprar estos preciosos pistachos rojos, en el paquete dice que son Pistachos Perla, no debe de ser una variedad de pistachos especial, más bien es un tinte. En los ingredientes no viene especificado qué es, pone especias. El sabor del tinte es dulzón, aunque también tiene sal.

Foto de los pistachos rojos

Mirando por ahí, parece ser que antiguamente se teñían los pistachos a rojo para disimular las manchas que tenían éstos, porque se recolectaban a mano. Actualmente se utiliza maquinaria para la recolección de los pistachos lo que hace innecesario su teñido. Entonces, ¿porque venden aún estos pistachos teñidos? ¿será que tienen manchas? Tan fácil como lavar las cascaras un poco y comprobarlo, y no, no tenían manchas.

Compré estos pistachos por ser diferentes y resulta que no son tan diferentes, eso sí por fuera son rojos.

4-Nov-2007 - Curiosidades

Comentarios (8)