bocadorada.com

Berlin imaginario

Esta semana de nuevo a Berlín. Os relato un imaginario día en Berlin.

Levantarse cuando el cuerpo te lo pida, pero que no sea muy tarde que luego no hay manera de espabilar. Vestirse cómodo, en todos los sentidos, me apetece ese vestido azul mahón y playeras. Nos vamos a desayunar a la torre de televisión en Alexanderplatz. Se sube en ascensor y lo que en otro tiempo fue la fanfarronada de la RDA, ahora alberga un bar y un restaurante. Y al loro, va girando. Así que toca desayuno con vistas de 360º de Berlin. Una tontada, pero me encanta.

Paseo matutino por el Tiergarten

Ya está, hemos tomado el desayuno Telecafé, salmón ahumado, huevos revueltos, queso, jamón, mermelada, mantequilla y panecillos. Nos hemos puesto las botas. Y ahora ¿qué hacemos? Vamos al Tiergarten, a ver si vemos algún zorro. El Tiergarten es enorme, toda la mañana relajados y paseando, bla bla bla. Me lo estoy pasando bien. Hemos sacado mis catetos para decidir donde comemos y el azar nos lleva al mítico Curry 36, así que estamos en Kreuzberg ahora.

Famoso currywurst por Kreuzberg

Ya hemos comido. Un currywurst, esto es lo que es, no hay que darle más vueltas, la verdad es que aunque me guste no es un manjar, lo que me gusta es la pelea que tienen los alemanes sobre el origen del currywurst.

Bergmann strasse en Kreuzberg

Tengo una idea para pasar la tarde. La playa en el borde del río, iremos en bici, alquilamos unas para una hora y allá vamos, desde Kreuzberg hasta Friedrichshain. Sacamos una birras y nos apostamos en un hueco. Nos sacamos nuestros cuadernos, libros y demás y a descansar.

¿Por la noche salimos, no? Pues claro, estamos de vacaciones y no estamos tan acabados. Bien, pero nos pasamos por el apartamento. ¿Compramos algo? Ese italiano tiene buena pinta, una pizza, elijes tú. ¿La de vegetales? Por mí, bien, comer así en Berlin es muy asequible.

Sí, ya termino de arreglarme, oye qué te parece si vamos al Tresor. ¿Hoy? ¿Por qué no? ¿Sabes por donde cae? Ya no está en un bunker, ahora está en una central eléctrica, pero sigue manteniendo el nombre y el rollo industrial. ¿Sabes que tengo algún disco de Tresor? Tresor es historia de la música.

Pedimos algo de beber, no hay que preocuparse, el precio es berlinés. Ha sido muy especial pero ya no estamos para noches locas (o sí, pero no hoy que mañana tengo otro día imaginario que disfrutar), así que a la salida tomamos un taxi hasta casa. ¡Cómo mola Berlin!

Ahora bien, una recomendación, no intentéis hacer realidad un día imaginario, no suelen tener chicha, la realidad puede ser mejor si se deja sitio a la espontaneidad y al disfrute del momento.

27-Ago-2008 - Curiosidades, Sitios para comer

Comentarios (10)

Pulpo en su jugo y vuelta a esta casa

(No sé muy bien porque me fui sin querer irme. Creo que necesitaba parar la cinta, quedarme quieta escuchando el silencio y arrancar con las ideas más claras. Eso. Disculpad por haberme ido sin avisar y sin decir cuando volvía, perdonad por las molestias a los que os habéis pasado por aquí en este tiempo.)

En la mesa

En el curro me regalaron una botella de albariño junto con una caja de bombones, cuando fue mi cumpleaños. Para tomarnos el vino compramos un pedazo de pulpo en el mercado de la Ribera, que decidimos hacerlo en su propio jugo.

Así se hizo

Calentamos una olla grande, con unas gotas de agua, cuando vimos que el agua se evaporaba, metimos el pulpo y cubrimos la olla con su tapa.

Enseguida empezó a soltar su propio jugo, una vez creimos que había soltado bastante jugo, empezamos a contar el tiempo. Para un pulpo de 2.5 kg, empleamos 25 minutos. Y en serio que funcionó. Estaba tierno y sabroso.

El pulpo

Hicimos pedacitos, ya se sabe que del pulpo se aprovecha todo, salvo el pico. Lo salamos con sal de Ibiza, le pusimos un chorrete de aceite navarro y espolvoreamos pimentón de la Vera.

Abrimos el albariño y al buche. Por cierto, el descubrimiento de esta receta se la debemos a Apicius.

Esta semana en La Coruña esperamos comer buenos pulpos y demás manjares galegos, vamos a Viñetas desde o Atlántico 2008, con motivo de las presentaciones de Mal dadas (Leandro Alzate) y El hombre que vino del cielo (Infame & Co.).

11-Ago-2008 - Hechos en casa

Comentarios (13)