bocadorada.com

Tenemos mucho vicio

Nos hemos levantado y no teníamos café en casa para el desayuno, y eso sí que no, ¿un sábado, después de haber salido ayer sin tomarme un buen café con leche para desayunar? Por ahí no pasó, así que hemos desayunado un croissant a la plancha con café con leche en una cafetería. Da un poco de pereza, prepararse para salir sin desayunar, pero me gusta mucho desayunar fuera de casa.

Foto de la cola de salmón

Y luego, ya que estábamos, hemos ido al mercado. Hemos comprado una cola de salmón preciosa, un par de chuletas de vaca mayor y verdura para la semana que viene. Volviendo, hemos pasado por esa tiendita que vende pasta fresca y todo tipo de productos italianos, no podemos resistirnos. Así que unos nidos que huelen de maravilla para casa. Y a la herboristería también, ¿no? ¿Y qué más? Pan. ¿Cómo vamos a comer las chuletas sin pan?

Foto de las chuletas de vaca

Ya en la panadería hemos recordado el verdadero motivo por el que hemos salido en una mañana tan desastrosa como ésta, abrigados y pertrechados con buen calzado y paraguas. El café. Menos mal que es de estas panaderías que venden un poco de todo y tienen café.

Foto de la pasta fresca

Definitivamente, tenemos mucho vicio.

24-Nov-2007 - Curiosidades, Café, Mercado

Comentarios (14)

¿Quién quiere ser un croissant?

Sorpresa al llegar a casa a comer, había un croissant, ¿es para mí? pregunté y me dijeron que no, pero que lo compartiría gustoso. ¡Qué bien hoy el café con croissant!

Mi coffee break

Parece que este croissant es una invitación a the coffee break, un evento sin ponencias ni power point, donde se quiere hablar de negocios socializando, con un croissant y un café. Así es como uno se suelta de forma más fácil.

Yo en mi coffe break he estado hablando de lo difícil que es encontrar cocinas adecuadas para cocinar, vamos cocinas para los que disfrutamos cocinando. Cocinas sin pijerios, sencillas pero bonitas, funcionales y prácticas, que se autolimpien o que se limpien muy fácilmente, con el espacio suficiente para compartir el espacio sin apreturas, que me permitan cierta personalización. Creo que con estas cocinas seríamos más felices, qué negocio más bueno.

También ha salido el tema de los abrefácil de los envases, yo he comentado que he desarrollado una ceguera a este tipo de elementos y que paso directamente al cuchillo, a las tijeras y si las tengo a mano a las pincitas rosas. La verdad es que siempre he pensado que las personas que diseñan estos envases no los prueban después o si los prueban son muy descuidados porque, si diseñas un envase con dispensador y éste gotea, hay que pensar que eso luego hay que limpiarlo.

Unos negocios estupendos si nos dedicáramos a diseñar cocinas o paquetes. Una pena que no sea así.

5-Jul-2007 - Hechos en casa, Curiosidades, Café

Comentarios (3)

No tires el pan seco, haz torrijas

Por lo menos antes de tirarlo piensa si no te apetecen unas torrijas y no tienes media hora libre (con limpieza incluída). Casi seguro que no te falta ningún ingrediente.

Café con torrijas

Ingredientes

Cenital

Elaboración

  1. Corta el pan en rodajas (alrededor de 1,5cm está bien).
  2. Diluye un poco de azúcar en la leche, depende de lo dulce que te guste o te convenga.
  3. Moja las rodajas de pan en la leche dulce. Bien mojadas.
  4. Bate el huevo y calienta el aceite en una sartén.
  5. Pasa las rodajas de pan por el huevo y fríelas.
  6. Seca las torrijas en papel de cocina absorbente.
  7. Espolvorea sobre ellas azúcar y canela

Um, lo que he disfrutado haciéndolo. Para el café post-siesta me ha venido fenomenal, ahora ya estoy preparada para salir.

3-Jul-2007 - Hechos en casa, Repostería, Café

Comentarios (13)

Café con pastas

Ahora me gustan más los domingos, los estoy empezando a apreciar. Antes me parecían un horror, todo estaba cerrado, al día siguiente había que ir a trabajar o estudiar, no había nada en concreto que hacer, la gente quería descansar y yo no lo entendía, no lo compartía. Pensaba que era un día desaprovechado, porque estar en casa sin hacer nada era desaprovechar el tiempo. Ahora ya no pienso así.

Café de la tarde Café con pastas

Ahora me parece necesario tomarme un tiempo para mi misma, para no hacer nada o por lo menos hacer cosas de dudoso provecho. Tomarme un café con pastas, cocinar, leer, navegar, ver alguna película o dormir mucho más de lo habitual, no porque lo necesite, pero sí porque me da la gana. Darme caprichos tontos como estas pastas o galletitas de almendra.

Aunque, lo que no me gusta nada es que anochezca tan pronto, porque da la impresión que el día termina mucho antes. En fin, dentro de unos meses empezará a alargarse el día de nuevo, menos mal que es cíclico.

27-Nov-2006 - Curiosidades, Café

Comentarios (8)