bocadorada.com

Txuleta y salmón con calabacín

Es que si hacemos una compra así, no es sólo para escribir una anotación en un blog y subir unas fotos. Claro que no, si lo hacemos, es porque queremos comerlo todo.

Foto de las txuletas

Las txuletas en la plancha, con las rayitas marcadas, la plancha ha de estar muy caliente, lo ideal para mí es que estén poco hechas pero que no sangren mucho.

Foto de las txuletas a la plancha

Además convencí a Lenin para siempre, de que es mejor la txuleta de vaca que la de ternera. Ahora ya tiene claro que la de vaca tiene más sabor, quedó convencido después de la cata. La próxima vez le he prometido una de buey, a ver que le parece.

De cena nos comimos la pasta con un poco de aceite del bueno bueno y una pizca de pimentón. No tengo fotos, es que con las prisas para ir al cine ni se me pasó por la cabeza.

Eso sí, la receta del domingo ya la tenía preparada, quería hacer parte de la cola del salmón al horno con calabacín.

Foto del salmón con calabacín

Se calienta el horno a la máxima temperatura, en mi horno pone 240º. Se pone sobre la placa del horno el salmón, con la piel contra la placa, se sala y se le pone por encima una láminas de calabacín a modo de escamas. Se sala el calabacín también, se le pone un poco de eneldo y un fino chorrete de aceite. En la base se hecha un vasito de vino blanco, para humedecer el ambiente del horno.

Foto del salmón con calabacín

Se introduce en el horno y se deja a la temperatura más alta posible, alrededor de 15 minutos, a no ser que se empiecen a tostar más de la cuenta las escamas de calabacín. Se sirve al plato y se recoge la salsa de la placa para mezclarla con una mini nuez de mantequilla a temperatura ambiente, se mezcla bien y se rocía en el plato.

La comida del domingo la acompañamos de un vinho verde que teníamos guardado para una ocasión así.

26-Nov-2007 - Hechos en casa, Pescado, Carne

Comentarios (8)

Alubias blancas con codillos de pato

La combinación es muy buena, los sabores pegan y no se mezclan hasta el plato. Lo aprendí en uno de los programas de Argiñano, hace un montón de años, cuando no sabía ni lo que era confitar, ni donde se vendían esas cosas. Desde entonces hemos visto como se empiezan a vender en cualquier supermercado que ya no hace falta cruzar una frontera para conseguir muslos, alas, o codillos confitados de pato.

Alubias blancas y codillos confitados de pato

Ingredientes

(para 2 personas)

Elaboración

Poner en la olla a presión las alubias en remojo con el agua del remojo, los pimientos cortados en tiras finas y la cebolla en cortada en aros finos, añadir la sal y un chorrete de aceite de oliva, se cubre de agua, añadiendo el agua que haga falta y se cierra la tapa.

Desde que comienza a pitar, se baja el fuego al mínimo y se deja unos 20 minutos. Después se deja enfriar tranquilamente lejos del fuego.

Una vez frío se abre y se prueba para ver si están bien hechos, se corrige de lo que le haga falta y se tapa para que no pierda calor. Si hace falta se calienta a fuego lento antes de servirlo al plato.

Con los codillos, se abre la lata y se extraen los codillos retirándoles la gran capa de grasa, se ponen sobre una placa de horno y se ponen en el horno precalentado para que se calienten y se doren, con unos 10 minutos debería bastar. A la hora de servir se pone sobre las alubias en el plato.

También se puede guardar para alguna preparación la grasa que viene en la lata, para hacer unas patatas, pochar verdura, etc. le dará un riquísimo sabor a pato.

22-Oct-2007 - Hechos en casa, Carne, Legumbre

Comentarios (3)

Carne con tomate

Este plato me encantaba y este domingo he comprendido el porqué. Es blando, dulce y fácil. A partir de ahora siempre que haga garbanzos pienso ponerlo con falda de ternera.

Foto de la carne con tomate

La carne la he cocido en la olla a presión con los garbanzos. Una vez terminada la cocción, he rescatado los pedazos y cuando estaban templados he deshilachado todo con las manos. Después lo he mezclado con tomate casero, calentar y listo.

9-Oct-2007 - Hechos en casa, Carne

Comentarios (3)

Pechugas rellenas

Últimamente me da por enrollarme o por enrollar cosas, es que me está gustando bastante, desde que he descubierto que lo puedo hacer con muchas cosas. La última ha sido con un filete de pechuga, que me pareció muy tristón comer una pechuga así sin más, ya sea a la plancha, rebozada o empanada.

Rollitos de pechuga

Bueno la idea es sencilla, esto ni siquiera es una receta porque se puede hacer de otra mil formas. Se coge un filete de pechuga, se le pone un relleno en uno de los lados y se comienza a enrollar por ahí. Se cierra con un palillo para que no se salga, se empana y se fríe en aceite caliente, hasta que quede bien doradita.

Yo de relleno le he puesto cebolla y pimiento, lo he complementado con una ensalada de tomate y le he dado un punto más dulce con una reducción de oloroso.

19-Jul-2007 - Hechos en casa, Carne, Platos combinados

Comentarios (3)