bocadorada.com

Garbanzos, basmati y pimentón

Sabor a garbanzos con carne pero sin carne, sabor a arroz basmati y sabor a pimentón de la Vera agridulce. Cada cosa por su cuenta, por un lado los garbanzos, por otro lado el arroz basmati y el toque final el pimentón, que además da color, a un plato que si bien de sabores iba bien, quedaba triste de colores.

Garbanzos y basmati con pimentón

Muy adecuado para esta época en la que ya empieza a hacer frío, se huele a invierno y empezamos a recordar que la calefacción hay que probarla antes de que nos haga verdadera falta.

23-Oct-2007 - Hechos en casa, Legumbre

Comentarios (7)

Alubias blancas con codillos de pato

La combinación es muy buena, los sabores pegan y no se mezclan hasta el plato. Lo aprendí en uno de los programas de Argiñano, hace un montón de años, cuando no sabía ni lo que era confitar, ni donde se vendían esas cosas. Desde entonces hemos visto como se empiezan a vender en cualquier supermercado que ya no hace falta cruzar una frontera para conseguir muslos, alas, o codillos confitados de pato.

Alubias blancas y codillos confitados de pato

Ingredientes

(para 2 personas)

Elaboración

Poner en la olla a presión las alubias en remojo con el agua del remojo, los pimientos cortados en tiras finas y la cebolla en cortada en aros finos, añadir la sal y un chorrete de aceite de oliva, se cubre de agua, añadiendo el agua que haga falta y se cierra la tapa.

Desde que comienza a pitar, se baja el fuego al mínimo y se deja unos 20 minutos. Después se deja enfriar tranquilamente lejos del fuego.

Una vez frío se abre y se prueba para ver si están bien hechos, se corrige de lo que le haga falta y se tapa para que no pierda calor. Si hace falta se calienta a fuego lento antes de servirlo al plato.

Con los codillos, se abre la lata y se extraen los codillos retirándoles la gran capa de grasa, se ponen sobre una placa de horno y se ponen en el horno precalentado para que se calienten y se doren, con unos 10 minutos debería bastar. A la hora de servir se pone sobre las alubias en el plato.

También se puede guardar para alguna preparación la grasa que viene en la lata, para hacer unas patatas, pochar verdura, etc. le dará un riquísimo sabor a pato.

22-Oct-2007 - Hechos en casa, Carne, Legumbre

Comentarios (3)

Las posibilidades de las mollejas de pato confitadas

La semana pasada buscaba en el supermercado algo diferente para sorprender a un cumpleañero, en una de las cámaras frigoríficas vi un sobre de mollejas de pato confitadas. Pensé, vamos a ver, esto debe de ser lo que sustituye a los dientes del pato. Con las mollejas seguro que le sorprendo. Me lo llevo. Y se sorprendió, así que guarde algunas en un tupperware, aparté la grasa a una olla y coloqué las mollejas en una bandeja de horno, hice láminas con una patata mediana, la salé y la confité en la grasa de las mollejas. Antes de servirlo, calénté en el horno las mollejas, quedaron muy brillantes y nada duras.

Mollejas con patatas confitadas

Al día siguiente, recordé un plato que vi cocinar en algún programa de cocina, unas lentejas con mollejas de pato. Así de simple, hice un cocido de lentejas con verduras y añadí cuatro de las mollejas apartadas. Quedaron unas lentejas muy resultonas.

Lentejas con verdura y mollejas de pato

Todavía nos quedaban algunas mollejas más y aunque mi intención era preparar una ensalada de mollejas, cambié de planes sobre la marcha, ya que me puse a hacer una pizza y se me ocurrió que quedaría perfecto con láminas de molleja regadas de una reducción de vino tinto y boletus edulis.

Pizza de mollejas de pato con boletus

No pensaba yo que las mollejas de pato confitadas dieran para tanto, además vienen confitadas y creo que venden envases más pequeños que creo que es realmente lo que me conviene.

29-May-2007 - Hechos en casa, Carne, Legumbre, Setas

Comentarios (8)

Estreno puchero con alubia roja

Ya me he comprado el puchero de IKEA que tanto me apetecía, no tenía especial interés en la casa sueca pero tenía interés en el precio. La olla pesa una barbaridad, es lo que tiene ser de hierro fundido, pero es preciosa y está bien diseñada (digo copiada). Por ejemplo, en la parte interior de la tapa tiene unas protuberancias que permiten recuperar el agua vaporizada de la cocción, con lo que no tienes que tener cuidado con el agua que se ha acumulado en la tapa durante la cocción.

Olla de hierro fundido Alubias rojas con chorizo y morcilla

Antes de utilizarla tuvimos que cocer un poco de leche con aceite para mejorar las propiedades de la olla. La hemos estrenado con unas alubias rojas que están de muerte.

Ingredientes
1/2Kg de alubias rojas, 1 cebolla, 2 dientes de ajo, un puerro, 1/2 zanahoria, chorizo, morcilla, sal, aceite de oliva

Elaboración
Se dejan en remojo la noche anterior las alubias en agua fría. Se les cambia el agua y se ponen en la ollas junto con una cebolla picada, el puerro y la media zanahoria, se sala y hasta que hierva. Cuando haya comenzado a hervir se rompe el hervor con un poco de agua fría y se deja a fuego lento.

El tiempo de cocción está sobre las 4 horas, por lo que es interesante no añadir la morcilla y el chorizo hasta el final. La morcilla solamente necesita un cuarto de hora y el chorizo algo más.

Se puede hacer un refrito con dos dientes de ajo que se añadirá al contenido de la olla entre la media cocción y el final de la cocción.

Las alubias rojas son ideales para ser acompañadas con guindillas, una pena que no tenga un triste bote en casa. También es típico acompañarlas con berza y con costilla y tocino, tampoco disponíamos de estos alimentos, otra vez será.

Tengo dos truquillos para aligerar el asunto de los aires que producen las legumbres. El primero se aplica en el remojo, se trata de añadir una cucharadita de bicarbonato al agua de remojo, no cambia el sabor y es fácil. El segundo sí que cambia un poco el sabor, pero eso no tiene porque ser malo, salvo que no te guste el sabor del comino, pues eso, se le añade una cucharada corta de comino.

11-Dic-2006 - Hechos en casa, Legumbre

Comentarios (7)