bocadorada.com

Champiñones en la cena y en la comida

El otro día fui a la frutería buscando otra cosa pero ya no quedaba, entonces pasé al plan b y luego al c, al ver que tampoco. Me pasa por ir tarde, es lo que tiene tener un trabajo con horario de oficina. Al final opté por unos champis, que no son lo más de lo más, pero algo se puede hacer con ellos.

Huevo frito con patatas y champiñón

Ese mismo día hice una cazuela llena de champiñones, ya se sabe que cuando empiezan a encojer se quedan en la mitad de la mitad. Así que para cenar puse unos huevos fritos, que por humildes no dejan de suscitar cierta gula, con unas patatas medio confitadas en la sartén y los champis, los champis picantones con pimienta negra, que es como me gustan.

Brócoli con champiñones y nata

Al día siguiente cayó el brócoli con los champiñones del día anterior cocinados un poco más con nata, por darle algo de gracia al brócoli.

Al final, he pensado que no estuvo tan mal que fallara el plan a, el b o el c, le he sacado bastante partido a los champis con poco esfuerzo y eso es muy importante.

Para hacer los champis, se pone un poco de aceite en una cazuela, se pica un diente de ajo y se hace lentamente en el aceite. Cuando empiece a dorarse se añaden los champiñones limpios y troceados si son muy grandes. Se tapa y se revuelve de vez en cuando, añadir sal, pimienta y perejil picado. Cuando se queden en la mitad de la mitad, están listos.

31-Oct-2007 - Hechos en casa, Verduras

Comentarios (4)

Tempura de verduras

No es mi plato preferido en los restaurantes japoneses, pero sí que me gusta y me apetecía mucho hacerlo.

Tempura de verduras y crema de acelgas

Es muy fácil, aunque como todas las frituras te deja la cocina un poco desastrada. Te compras el paquete de los polvos, lo mezclas en agua tal como se indica en el paquete, rebozas las verduras y las fríes en una mezcla de aceite de sésamo con aceite de girasol durante muy poco tiempo. En mi caso, las verduras eran: pencas de acelga precocidas, tiras de pimiento verde y pimiento rojo, de tamaño de bocado.

Para dippear y completar un poco la comida, puse un poco de salsa de tomate casera y crema de acelgas.

Parece ser que el origen de la palabra tempura es latino.

28-Oct-2007 - Hechos en casa, Verduras

Comentarios (8)

Coca de sardinas

Este fin de semana he experimentado un poco. No había hecho nunca una coca y preparé ésta, que no sé si es muy ortodoxa pero que nos gustó mucho cuando la comimos. Seguramente no tiene mucho de especial salvo que la masa tiene pimentón de la vera agridulce, le da un toque muy especial, ya que no predomina pero se nota. Lo ví en el blog de milcolores y me apeteció mucho hacerlo.

Mi interpretación de la coca

Ingredientes

(para una coca para 2 ó 3 personas)
Para la masa

Para la guarnición

Elaboración

Mezclamos en un vaso de agua, media medida de agua templada, una cucharada de pimentón de la vera, una cucharada de sal y un chorrete de aceite. Por otro lado ponemos un recipiente bien hondo la harina y vamos añadiendo poco a poco el líquido del vaso, lo amasamos con las manos, le añadimos otro chorrete de aceite una vez veamos que se está desplegando del recipiente y lo dejamos reposar durante 3 horas tapado con un paño.

Mientras tanto asamos el pimiento y la berenjena en el horno durante 40 minutos a 180º en el horno precalentado, está bien que con una gota de aceite embadurnaremos las hortalizas, quedan brillantes, con cierto aspecto culturista. Una vez asadas, se deja que se enfríen para pelarlas y despepitarlas, también hay que cortarlas en tiras.

Estiramos la masa sobre un papel para hornear en forma cuadrada y capa fina. Encima pondremos una capa de cebolla cortada muy finita, sobre ellas las tiras de berenjena y las del pimiento, encima los lomos de sardina y los tomates cherry cortados en mitades. Se sala al gusto y se espolvorea el perejil por encima. Se pone en el horno precalentado a 180º durante 30 minutos.

3-Sep-2007 - Hechos en casa, Pescado, Verduras

Comentarios (6)

Conserva de tomates cherry secos

Me gustan los tomates secos, tienen el sabor concentrado, y es muy fácil hacerlo.

Tomates cherry en conserva

Ingredientes

  1. tomates cherry
  2. azúcar
  3. sal
  4. aceite de oliva
  5. pimienta
  6. tomillo

Material y herramientas

  1. Papel para hornear
  2. Horno
  3. Tarros de cristal
  4. Olla a presión
  5. Olla
  6. Paño limpio

Elaboración

(para secar los tomates)
Se cortan los tomates por la mitad y se colocan en una bandeja de horno sobre papel para hornear. Se espolvorean de sal, azúcar, pimienta y tomillo, y se le añade un hilito de aceite de oliva.

Se calienta el horno a 100º y se hornean durante más de dos horas, cuidando que no se queden demasiado secos o se quemen. Hasta aquí, he seguido la receta de Cerise que es una campeona que cultiva sus propios tomates.

Tomates cherry secos

(para esterilizar los tarros de conserva)
Según estaban los tomates en el horno he esterilizado los tarros de cristal donde voy a preparar las conservas. Así en una olla con abundante agua los he puesto a hervir durante un cuarto de hora, después los he escurrido boca abajo sobre un paño limpio. Si los botes llevan arandelas de goma, éstas tienen que ser nuevas y habría que escaldarlas en agua hirviendo antes de utilizarlas.

Esterilizar los tarros

(terminar con el baño maría)
Una vez que los hemos sacado del horno los tomates, los dejaremos enfriarse y cuando estén a temperatura ambiente los iremos poniendo en el tarro de cristal llenándolo y los huecos se rellenan con aceite de oliva. Ahora cerraremos el bote y para terminar de hacer la conserva tendremos que poner en la olla exprés con 3 cuartas partes de la altura de los botes de agua unos 20 minutos.

De esta forma de cocción se desconocen su origen y su nombre, es la forma de conserva más tradicional y también la más efectiva para la seguridad del producto.

En el caso de no hacerlo en una olla a presión el tiempo de cocción aumenta entre 1 y 2 horas, alcanzando una temperatura de 100º en el interior del bote, en olla a presión el tiempo disminuye a 20 minutos y la temperatura alcanzará los 120º.

Una vez terminada la cocción, se deja enfriar, se seca y ya tenemos conserva para el invierno.

Ejemplos

Evidentemente no hemos podido resistirnos, tendremos que hacer más conservas. Para la fiesta abrí uno de los botes y acompañé los tomatitos con seta y en otro pintxo con queso feta.

Tomates deshidratados con feta

30-Jul-2007 - Hechos en casa, Verduras

Comentarios (14)