bocadorada.com

Lasagna de verduras

La lasagna de verduras, como la de carne o la de pescado no tiene dificultad, lo que ocurre es que hay que hacer muchas tareas, puede ser trabajoso.

Lasagna final en el plato

Ingredientes (para 2 lasagnas de 2 dos personas cada una)

Elaboración

Lo primero que tenemos que hacer es preparar los rellenos, vamos a hacer uno de los rellenos de puerro, zanahoria y lentejas y el otro de cebolla, pimientos y tomate.

Cortamos en trozos pequeños los puerros, y la zanahoria y los ponemos con un poco de aceite en una sartén con tapa a fuego lento hasta que los puerros estén transparentes, lo salamos al gusto mientras se está cocinando. Por otro lado en un pequeño cazo ponemos a cocer las lentejas rojas, cuando veamos que están hechas las colamos y se las añadimos a los puerros, lo mezclamos todo bien y lo reservamos hasta que toque montar la lasagna.

Por otra parte, cortamos en dados la cebolla y los pimientos (despepitándolos y quitándoles la piel interior) y los ponemos a hacerse en una sartén con aceite de oliva. Mientras tanto pelamos los tomates escaldándolos en un cazo, y las despepitamos para que sea más agradable para comer. Añadimos los tomates a la sartén y lo hacemos hasta que creamos que es el punto que nos gusta. También es preciso salarlo al gusto, yo incluso le he añadido un poco de pimienta negra. Cuando esté listo, lo reservamos.

Los rellenos

Se prepara una bechamel, en nuestro caso con aceite de oliva (también se puede hacer con mantequilla). Es muy sencillo, primero se calienta un poco de leche, no tiene que hervir solamente coger algo de temperatura y se reserva. En un cazo de acero inoxidable, o cualquiera que no temamos rallar, se calienta aceite, cuando empiece a calentarse se añade la harina y se remueve con las varillas, para uniformizar, antes de que empiece a dorarse (a esto se le llama roux blanco y es lo que liga la salsa) se añade la leche caliente y no se deja de remover con la varilla. Es importante mantener el calor y no dejar de remover, para que nos quede una bechamel sin grumos y sin que se queme, hasta que tengamos una salsa con el espesor deseado. En este punto hay que tener en cuenta que el espesor de la salsa será mucho mayor cuando se enfríe y que nosotros manipularemos la salsa en frío.

Hay que secar la pasta con un paño

La pasta la he comprado y he seguido las instrucciones que venían en el paquete, para cocerla es importante hacerlo en abundante agua y no dejar que baje la temperatura. Cuando se termine la cocción, enfriaremos las placas con agua fría y las secaremos con un paño seco.

A la primera capa se le puede poner un poco de bechamel

A la hora de montar la lasaña, untaremos el molde con un poco de mantequilla para que lo podamos servir más fácilmente, después colocaremos dos placas en la parte de abajo, encima una primera capa de puerro, zanahoria y lenteja roja, le añadiremos un poco de salsa bechamel (poquito), inmediatamente le pondremos otra dos placas de pasta de lasagna, y como segunda capa, la cebolla, los pimientos y el tomate, pondremos otras dos placas encima. Para terminar, lo cubriremos con la bechamel. Hemos preparado dos moldes idénticos y uno de ellos lo he congelado para la semana que viene, que me va a venir genial.

La bechamel va por encima

Por encima se le pone un poco de queso rallado para que quede crujiente cuando lo gratinemos en el horno. Lo tapamos con plástico alimentario y lo guardamos en la nevera hasta que sea la hora de comer. Se calienta en el horno a 180º durante 5 minutos y después se gratina durante 10 minutos con el grill.

2-Jul-2007 - Hechos en casa, Verduras

Comentarios (3)

Porru-patatak

Ayer me encargué de preparar el plato con el nombre más tamborrero que conozco. Es un plato de verdura, ligero, rápido y fácil de hacer. En muchos sitios se le llama porrusalda, pero en mi casa siempre le hemos llamado, “porru-patatak”. En casa nos encantan, su sabor, su precio y su nombre, es como si te pusieras a tocar el tambor.

Porru-patatak

Ingredientes
4 puerros
2 patatas
media cebolla
un diente de ajo
una zanahoria
aceite de oliva
sal
agua

Elaboración
Limpiar los puerros y cortarlos en aros de unos dos centímetros, solamente se utiliza la parte más tierna de los puerros, lo blanco, aunque se puede utilizar un poco de lo verde, justo lo que está al lado de lo blanco si está tierno. A mi me gusta ponerle un poco de lo verde porque aunque es un poco más fuerte en sabor, le da un bonito color final.

Pelar las patatas y cascarlas, para que quede el caldo un poco gordo. Cortar la cebolla en brunoise, y la zanahoria y el ajo en láminas.

Poner al fuego en una cazuela alta la cebolla y el ajo con un par de cucharadas de aceite de oliva. Cuando estén medio hechos, esto es, cuando empiecen a ponerse transparentes, añadiremos las patatas y la zanahoria, lo removeremos de vez en cuando y después de 5 minutos añadiremos los puerros a la cazuela.

Añadiremos sal al gusto y lo mezclaremos todo bien. Le añadiremos agua fría, por lo menos hasta medio-cubrir las patatas y lo dejaremos hasta que llegue al punto de ebullición. En este momento bajaremos el fuego y lo dejaremos así, con un leve hervor, hasta que las patatas y la zanahoria estén blandas.

Se toma caliente o templado y a mi me gusta añadirle un poco de pimentón agridulce de la Vera, es que ahora me ha dado por ahí.

A este plato también se le puede añadir bacalao desmigado, se hace todo igual y cuando esté hecho se le añade el bacalao desmigado y se le da un hervor rápido para cocinarlo.

Cada vez que preparo este plato, me pongo como un lorito a repetir “porru-patatak, porru-patatak, porru-patatak…”. A veces somos como niños, en este caso como niños con tambor de detergente y dos palos, en forma de tambor y baquetas.

16-May-2007 - Hechos en casa, Verduras

Comentarios (6)

Me estoy quitando del puré

Este invierno le he dado fuerte al puré y lo he disfrutado, pero lo mucho aburre y si es en puré creo que más. Así que me estoy quitando del puré. Estoy en una época de transición, mezclo puré con tropezón, en la medida que vaya aumentando el tropezón, no tendrá sentido llamarlo así.

Puré or not puré

El plato entro muy bien y quedó bonito además. El puré era de calabaza y calabacín con cebolla. Los tropezones eran cebolla, zanahoria y pimiento italiano pochado en tiritas, hojas de rúcola y daditos de queso emmental.

12-Feb-2007 - Hechos en casa, Verduras

Comentarios (7)

Mi pisto naranja

De acuerdo no es un pisto al uso, pero a mi me encanta que esté además bien picante con pimienta blanca y negra.

Foto del pisto naranja

Ingredientes (para 2 personas)
1 cebolla
1 trozo de calabaza
1 tomate hermoso
1 zanahoria
queso idiazabal
2 huevos
sal y AOVE
pimienta blanca y negra

Elaboración
Se cortan en trocitos la cebolla, la zanahoria y la calabaza, se ponen sofriéndose con el aceite en una amplia tartera. Se añade la sal y un vasito de agua, se deja a fuego lento una vez rompa a hervir. Más tarde se añaden las pimientas al gusto.

Mientras hierve se pone un cazo con agua en un fuego fuerte, cuando el agua rompa a hervir se sumerge el tomate con el fin de escaldarlo para quitarle fácilmente la piel. Una vez pelado, se hacen daditos y como el agua de la tartera ya se habrá evaporado, se añade el tomate.

Una vez el tomate esté hecho se rompen dos huevos sobre el contenido de la tartera y se tapa hasta que se hagan.

Mientras se hacen los huevos se corta un poco de queso idiazabal en dados, este queso le va muy bien pero supongo que cualquiera que le haga un poco de contraste en lo salado estará bien.

Cuando estén los huevos hechos se sirve y que cada cual se sirva el queso a su gusto, para mezclarlo con el pisto naranja o para comerlo aparte. ¡Que ustedes lo disfruten!

19-Dic-2006 - Hechos en casa, Verduras

Comentarios (4)