bocadorada.com

Volvemos a la adolescencia

Al final no fuimos al Txakoli Simón, porque el tiempo amenazaba y en el Simón no tienen carpa. El plan era perfecto, quedar en el barrio de los del cumpleaños a tomar unos marianitos, subir en el funi a Artxanda, paseo hasta el Simón, comer txuleta y divertirse. Pero lo cambiamos por ir a la cervecería Los Rosales en Txurdinaga a comer pollo en Bilbobus, la cervecería está semicubierta, tiene un toldo con el que si llueve no te mojas.

Nos lo pasamos bien a pesar de que no fuera el Simón, mekatxis!

Es que en el Simón lo que mola es comer fuera y además eramos muchos y no reservan las mesas de fuera. Aún así, me lo pasé muy bien, volví a la adolescencia, a la cervecería, a los recreativos, descubrí los dardos (resulta que soy horrible, como para sacarle un ojo a alguien sin pretenderlo). Los bolos, que guay es la minibolera, creo que volveré a ese sitio, además tenían unas rabas muy ricas.

Terminamos como en la adolescencia

Todo el día por ahí comiendo, bebiendo, riendo. Y como llevábamos dinero para la txuleta y al final comimos pollo, nos duro mucho, pero mucho mucho.

23-May-2007 - Sitios para comer, Cervecerí­a

Comentarios (5)