bocadorada.com

Paella de carne primaveral

Con la llegada de la primavera se nos ocurre reunirnos con los amigos y familiares para hacer comidas al aire libre a ser posible. Lo que ocurre es que lo que imaginamos va a ser un precioso día primaveral, con un cielo azul intenso, ni rastro de bruma, con una temperatura ideal, ni frío ni calor, puede ser que no se cumpla. Últimamente, el día amanece primaveral eso sí, con una humedad en el ambiente superior al 70%, nublado por lo menos, fresquito para vestimentas veraniegas y un sirimiri que no termina en todo el día o peor rayos y truenos. Esta zona en la que vivimos suele ser así, que sí, que sí, también hay días preciosos, donde disfrutas del color, olor, intensidad y vida con todos los sentidos, salvo los alérgicos que notarlo lo notan, aunque no lo disfrutan.

Una bonita paella

Quedamos para comer en una sociedad de montaña con amigos. La comida fue perfecta, paella y fresas con nata. Era el sitio más apropiado para hacer una paella, mientras disfrutábamos de la compañía, nos poníamos al día y nos divertíamos. Una pena que no se pueda comprar el tiempo, o por lo menos alquilarlo para un rato, para disfrutar de las vistas o de un paseo.

27-May-2007 - Sitios para comer, Txoko

Comentarios (0)

Club gastronómico 2

El gazpacho de las seis manzanas

Volvimos al txoko para la cena mensual del club gastronómico. Nos organizamos bien, que se me han olvidado los huevos, que quien compra el pan, no sé si va haber batidora, en fin, lo normal. Pero todo se soluciona y las cosas salen, si bien no exactamente como se pretenden, pero bien. Al fin y al cabo, estas reuniones son para experimentar, probar cosas, aprender de los demás y pasar un buen rato, hasta ahí llegamos muy fácil.

El menú consistió en un gazpacho de seis manzanas y piñones. Que estaba muy rica, fresquita, se apreciaban en distintas etapas los distintos sabores que tenían las manzanas, me pareció un plato muy rico.

Crestas de gallo
Casi al mismo tiempo, combinándolo, comimos crestas de gallo con cebolla caramelizada con vino dulce y queso. mmmm!!!

Garbanzos con bacalao

Después les llegó el turno a mis garbanzos con crema de bacalao. La crema de bacalao pretendía ser brandada de bacalao pero, no salió como debía. Cosas que pasan, la próxima estaré más atenta.

Huevo con distintas salsas
Después vino el huevo escalfado en papel film, acompañado de puré de patata y zanahoria al aroma de azafrán, salsa de manzana y cebolla y salsa de pimientos rojos, que debía ser espuma de pimientos, pero que tampoco fue, aunque de sabor estaba bien.

postre

De postre la copa de chocolate, calabaza y coco. mmm, que bueno!

Un poco de charla, risas, apurar el vino, recoger la mesa y a casa. Poco a poco, que después de comer así, viene bien darse un paseo.

Ver anterior Club gastronómico.

23-Abr-2007 - Txoko

Comentarios (5)

Club gastronómico

Me he apuntado a un club gastronómico de aficionados y he ido por primera vez al txoko del que soy socia hace mucho años.

Son cosas insólitas en mí, por un lado el club gastronómico está formado por amigos y antiguos compañeros de trabajo, gente maja y amante de la cocina, vamos que es un placer quedar con ellos siempre y más de esta forma.

Pintxitos para empezar
Bloc de foie para continuar

Comimos bien, un poco de todo: unos pintxitos para empezar, un poco bloc de foie con manzana, unas kokotsas con berberechos, carpaccio de solomillo y de postre nueces con queso y membrillo. La primera cita salió muy bien, hubo alguna quemadura, pero, ¿qué es un cocinero sin quemaduras? Agüita fría del grifo para la mano del herido y una marca que no se quitará pero que dejará de doler pronto.

Kokotsas con berberecho como plato de pescado
Carpaccio de solomillo como plato de carne

Lo que tenemos que cuidar, y ayer acertamos, son las cantidades, es preferible quedarse con un poco de ganas con cada plato, que no llenarse, para dejar sitio para el siguiente plato. En el fondo, el trato consiste en que para participar hay que cocinar un plato, pensarlo, estudiarlo y hacerlo, si es allí mismo mejor que mejor, así aprendemos todos. Yo no había comido carpaccio, ni tampoco el membrillo ennuezado (no se dirá así pero…), las kokotxas en pil pil y txakoli con berberecho también fue un descubrimiento. En fin, que estoy contenta con el principio.

Membrillo, nueces y queso.

Lo del txoko es parte de la misma historia, las reuniones se hacen en el txoko. El txoko tiene sus cosas buenas, por ejemplo tiene una buena cocina, es grande, tiene chapa, un buen horno, congelador, y en general buenos medios. Tiene la ventaja de que no hay que fregar, porque habrá alguien que lo haga por nosotros (yo no dejaba de pensar en la pobre, que casi seguro será mujer, que irá cada día a fregar nuestros cacharros). Ir entre semana es mejor que ir el fin de semana, porque un día entre semana no hay nadie para cenar y el fin de semana debe estar lleno.

Si algún día se me ocurre invitar a mucha gente a comer, utilizaré el txoko.

16-Mar-2007 - Txoko

Comentarios (9)