Arzak

(Asier, demasiadopoco y Silvia se fueron un día de julio muy contentos a comer al Arzak, de por medio había fútbol y una apuesta, aunque se lo pasaron en grande y todavía les dura el disfrute para escribir una nueva colaboración, una visión por cada comensal, todas distintas y complementarias.)

La visión de Asier

13 de julio, llegó el día de ir a comer al Arzak, estaba bastante nervioso porque nunca había comido un menú degustación que costara semejante dineral, y quería comprobar si iba a cumplir mis expectativas, y vaya si se cumplieron.

Asier con Arzak

Todo lo que degusté fue de mi agrado, a veces me daba pena acabar el plato, incluso empezarlo, pero bueno, ya que habíamos ido allí a comer pues no dejamos ni las hierbas decorativas de los platos, todo para el buche. Hay mucha gente que dice que de estos sitios sales con hambre, pues bien, yo (que alguna vez he cenado 3 veces, y no estoy hablando de cenar y luego tomarme un helado y unas pastitas, no, estoy hablando de cenar, a la de 2 horas meterme unas alubias y a la hora unos raviolis) en absoluto salí con hambre. Que podía haber comido más, sí, pero eso ya entraría dentro de los limites de la gula.

Una de las cosas que más me gustó fue el trato que tienen con los clientes, muy cercano y eso se agradece. Cuando les comentamos que íbamos a hacer una colaboración para un blog de cocina comentando la experiencia de comer allí, enseguida vino la hija de Arzak a hablar con nosotros, más maja que las pesetas, a explicarnos cosas y ponernos todo tipo de facilidades, poco más tarde nos vino Juan Mari a hacer lo propio. Les decimos a ver si nos podían enseñar la cocina, la bodega, etc y parecía que el favor se lo estábamos haciendo nosotros a ellos. Fuimos con el metre a hacer un mini tour por el restaurante y estuvo bastante bien la verdad, muy majo el chaval a la vez que explicaba todo de una manera muy clara a la par que amena.

Me hizo particular gracia que cuando ya pagas y te dispones a brillar por tu ausencia, te preguntan: ¿Ya os habéis hecho una foto con Juan Mari?, y si no es así, le llaman y aparece ipso-facto para posar para la foto y se cuida de que si hay mujeres en el grupo se pongan al lado suyo.

La visión de demasiadopoco

Es muy difícil que los todos los momentos cotidianos de “comer” permanezcan en la memoria porque se come todos los días y varias veces al día, o sea que tiene que pasar “algo” diferencial, distinto, a veces tonto, otras veces ajeno a la comida, etc, para que después de 50 años se recuerde una comida en concreto.

Pescado

Es por eso que ir a comer a un lugar de las características de Arzak ultrapasa la idea de comer. He dicho a alguien que es “una experiencia” pero ahora repensando me parece manido y pedante (todo es una experiencia). Digamos que no es ir a comer, es otra cosa. O mejor, “Para nosotros fue otra cosa”, porque que para algunos de los que estaban allí, no era más que una comida de negocios en un sitio de renombre y tal.

Hay una intención del equipo Arzak de que sea diferente, en lo general, y también en los detalles, en las formas y también en el concepto. Si tiras de la lengua al maître (Urko), habla, y le gusta hablar, si no quieres explicaciones no te las dan, eso me parece correcto.

Urko tiene entre otras funciones la de comunicarse con los comensales y lo hace perfectamente. Es didáctico, agradable y puede llegar a ser muy técnico. Todo su discurso estaba ordenado, jerarquizado y en todo momento controlaba la dosis de información (aburrir no, por dios!). En la visita guiada estábamos con los ojos y orejas como platos. Lo más curioso, el espacio dedicado al almacenamiento y conservación de puros. La bodega, casi bajo la carretera, cubierta de zinc para que las tropecientasmil botellas de vino no se muevan ni un pelo. La cocina, por problemas de espacio era muy tecnológica, también bella. El Laboratorio de los sabores no lo enseñaron, se entiende.

Cigala

Para terminar el periplo didáctico-culinario (llevábamos dentro del mundo Arzak más tiempo que lo que dura un partido de fútbol), ya en la cafetería, Urko nos invitó a unas delicias con chocolate que explotaban en la boca, nos seguía contando anécdotas, le preguntamos que había estudiado, dijo que era químico.

En la cafetería pequeñita y decorada de una forma “especial” ya sólo estábamos nosotros, Juan Mari (con sus gafas de diseño y sus coloretes) y un joven. Ibamos acabando… Ya faltaba poco.

Al final, pagando con tarjeta no duele… y aunque yo tuve que invitar al bueno de Asier a causa de una apuesta futbolística absurda, seguía sin notar dolor en mi mano. Sí, es la apuesta más gorda que hecho jamás (quizá la última) y el fútbol me da igual, pero me hacía tanta, tanta ilusión que el Athletic de Bilbao bajara al subsuelo futbolero… Fui cebando a un cerdito (regalo de Silvia) durante meses para después romperle la tripa a martillazos. La causa ahora se me antoja digna y si resucitara ese cerdo de cerámica, gordo de Euros, haría otra txerriboda y volvería a gastarme el dinero fresco en comer bien, muy bien.

En fin, salimos con la idea de haber hecho algo importante, sonrientes, colorados y rellenitos.

La visión de Silvia

Los cocineros de Arzak componen los platos como si saliesen de clase de Dibujo y los camareros te explican la lección de forma solícita. Ahí están todos los elementos del lenguaje visual: los puntos (delicados círculos hechos con ceniza decoran un plato de pescado “Mendresca de bonito en hoguera de escamas y cebolla”), líneas dibujadas, líneas plásticas, manchas en ebullición en uno de los postres “Piña asada pomposa”, formas compactas con una textura satinada “Merluza y arcilla blanca”, el color …
Son pequeños paisajes efímeros que tienen un final predecible pero muy feliz. Se puede analizar un plato de Arzak como el fondo de un cuadro renacentista, donde están los pequeños detalles y te quedas prendada de una mancha de color azul.

Pichón bien azulón

Es casi poesía visual y los nombres de los platos son pequeños poemas: “Pichón bien azulón…”

Algunos platos del menú que disfrutamos:

(Además han colgado un video en el youtube de la piña pomposa)

12-Sep-2007 - Colaboración

11 comentarios

  1. nuria dice:

    Os ha quedado muy chulo todo!

    12-Sep-2007 a las 8:14 pm. Permalink para este comentario.

  2. milcolores dice:

    ¡Qué envidia!

    13-Sep-2007 a las 8:50 am. Permalink para este comentario.

  3. gsus dice:

    Hace mogollón de tiempo también yo fui a comer un menu degustación al Arzak! El premio de un concurso de chistes en la etb. Ya ni recuerdo el nombre, aquel en el que iban equipos (los bomberos, los pasteleros, … nosotros fuimos como “los músicos”) a contar chistes y el publico votaba. Quedamos segundos (de dos equipos! jajajja!!).
    Toda una experiencia… como pueblerinos en la gran ciudad. Empezando con la entrada triunfal en el cuatrolatas de nuestro amigo, con un camarero allí esperando para abrir la puerta del coche (que pensábamos que nos iba a decir que no podíamos aparcar allí, que aquello era solo para cochazos).
    Luego casi entramos por la cocina (“no, no, esta es la puerta del servicio”), y con las pintas que llevábamos pensábamos que nos iban a poner detrás de un biombo!! Jajajajajaj!!! Que risas.
    Mira que fuimos tontos que pudiendo elegir cualquier vino del menú todos pedimos agua… ayyy que pringaos (eran otros tiempos). En fin, las copas eran de cristal del bueno, como pudimos comprobar haciendo ruiditos pasando el dedo mojado por el filo… vamos, que quizá se arrepintieron de no habernos colocado tras un biombo!  Pero es verdad, nos trataron de puta madre, y Arzak muy majo también vino a saludarnos. Un detalle.
    Muuuu rico (y muu caro) todo. Me alegro de que quedáramos segundos, a los primeros les toco un viaje a Tenerife y aquella semana hizo muy mal tiempo ;)

    13-Sep-2007 a las 10:42 am. Permalink para este comentario.

  4. Pernan dice:

    Mola cómo lo contís, me habéis hecho reir! Es la primera vez que me rio desde el suspenso en el examen de conducir de esta mañana… Asier, genial crónica, sobre todo la descripción de lo que no es cenar tres veces, Cefalópodo genial posmodernista centrista, y Silvia, tan plástico el texto… Voy a proponer una colaboración en la sección de arte del suplemento en el que colaboro en este plan! Muuuuuy chulooooo! Y qué bien lo habéis pasado, genial, me dais subidón!!!!

    13-Sep-2007 a las 4:29 pm. Permalink para este comentario.

  5. marijo dice:

    Precioso como lo cuenta Silvia. Yo también tengo ganas de ir, por cierto ¿cuanto vale el menú degustación?

    13-Sep-2007 a las 9:56 pm. Permalink para este comentario.

  6. demasiadopoco dice:

    ejem! unos 150

    14-Sep-2007 a las 10:42 am. Permalink para este comentario.

  7. DANVERS dice:

    Después del deleite de leer este post, voy a tener que apostar algo con mi chico, que siempre pierde.

    14-Sep-2007 a las 7:45 pm. Permalink para este comentario.

  8. BocaDorada dice:

    Yo me reí mucho cuando lo leí, qué narraciones tan diferentes en estilo, forma, en lo que se cuenta… y qué complementario todo.

    17-Sep-2007 a las 10:16 am. Permalink para este comentario.

  9. pitxo dice:

    que entrada tan diver! La palabra “ultrapasa” me ha dejado sin ultrapalabras… Silvia, te pega mucho el texto.. es, aunque evidente, sorprendente, lo bien que os pega el texto a cada uno… jeje…
    si os contara la visión de mis jefes… no hicieron más que quejarse.. ya se sabe que los pijos, al quejarse de algo así creen estar por encima… aunque que economícamente lo estan no se puede negar…
    bueno, haber cuando me toca a mi degustar ese postre-vaso tipo volcán tan chaaaachi

    20-Sep-2007 a las 8:10 pm. Permalink para este comentario.

  10. Alioli dice:

    Joe todo esto me supera, es metapoesía.

    28-Sep-2007 a las 8:54 pm. Permalink para este comentario.

  11. mikel dice:

    yo tube el placer de poder comer en el arzak en el 2006 y si todo lo que se dice en este block es cierto.tienen un trato total mente profesional y arzak es una persona muy campechana no hable con el ya que nosotros eramos un grupo de 7 comensales y se dirigio engeneral a todo el grupo preocupandose de que todo estubiese a nuestro gusto(muy majo el).la verdad que a dia de hoy sigo recordandolo con placer.como recomendacion os digo que si 150 el menu degustacion (bebida e iva aparte)os parece caro es un buen metodo lo de meter a un cerdito todos los meses unos euros y asi poder disfrutar de este tipo de restaurantes que hoy en dia estan al alcance de todos con minimo de esfuerzo.nosotros asi lo hacemos desde hace unos años y nos estamos recorriendo los mejores restaurantes de la cocina de todo españa.hacer la prueba no creo que os decepcionen.

    27-Oct-2007 a las 9:18 pm. Permalink para este comentario.

Deja una respuesta

Trackback URI