Berlin

Ya he vuelto de Berlin. Ha sido corto aunque intenso. He engordado algún kilito a pesar de haber caminado mucho, pero no he parado de comer, hay tanto que comer en esta ciudad.

Comida callejera

Hace tres años cuando estuve por primera por estos lares me llamo la atención que la gente hacía mucha vida callejera a diferencia de lo que pensabamos por aquí. La gente come fuera de casa, cena fuera de casa, se toma una cerveza, un latte macciato o un tecito en alguna terraza a pesar de que el tiempo no acompañe siempre.

Desayuno en el escaparate

Se improvisan terrazas en cualquier esquina, no parece que nada esté regulado y no da la sensación de que se quejen los vecinos. En el metro se puede comer o beber, la gente va comiendo o bebiendo por la calle, y es lo normal porque nadie se sorprende. Eso me encanta, supongo que en parte es porque mirándolos globalmente son mucho menos ruidosos, más respetuosos, más amables y más honrados. También más ingenuos e inocentes, sin doblez. Es su encanto como el de otros es la malicia.

Ha sido una semana intensa y una anotación no da como para resumirla, en los próximos días seguiré hablando de Berlin.

27-May-2006 - Curiosidades, Fast Food

5 comentarios

  1. Marisa dice:

    Bienvuelta.
    No conozco Berlín así que espero hacerlo de tu mano:-)
    Besitos

    29-May-2006 a las 11:50 am. Permalink para este comentario.

  2. meri dice:

    Mmm, soy nueva por aquí.. tiene muy buena pinta!
    Yo pensé lo mismo de Berlín!! Tienen mil terracitas, todas monísimas, con sus velas y su tal, pero en plan informal.. una delicia!

    29-May-2006 a las 3:43 pm. Permalink para este comentario.

  3. cefalopodo dice:

    la comida? salchichas típicas? verdura?
    intentarás reproducir esos platos?
    ah! y envidia total

    31-May-2006 a las 1:26 pm. Permalink para este comentario.

  4. Boca Dorada dice:

    Dame tiempo, entre hoy y mañana me curro un post con más detalles.

    31-May-2006 a las 2:41 pm. Permalink para este comentario.

  5. pitxo dice:

    Completamente de acuerdo con el encanto que tienen las cosas no reguladas. Lo de comer en cualquier sitio o esquina tmb pasa en Londres (en general en toda Inglaterra) y es algo que me encanta, es más, me chifla. Así que parece que no es algo que tenga directamente que ver con el buen tiempo. En general, la idea de “usar” la calle de una forma más natural que la que tenemos aquí en Bilbo, me parece buena. Aquí estamos un poquitín agarrotadillos diría yo… Beno, me alegro que os lo hayais pasado bien! ya contaréis más en detalle.

    4-Jun-2006 a las 11:24 pm. Permalink para este comentario.

Deja una respuesta

Trackback URI