Alternativas

De acuerdo, este mes no podemos comer en restaurantes pero ¿qué nos impide traer el restaurante a casa? Para demostrarte que es posible, me he currado un homenaje a Claudio.

He sacado del armario las copas que te dió tu hermana, el vino que nos dió mi padre, los pimientos que nos dieron tus padres mezclado con el bonito de mi madre, la cecina la que trajimos de León, el queso nos lo dieron en casa de mis padres (un idiazabal muy bueno, del que está ganando concursos últimamente) y la confitura de berenjena que hice en una tarde tonta. ¿Has visto cuantas cosas tenemos?

Mañana iremos al cine, que es día del espectador, el resto del mes nos las arreglaremos con el videoclub y el cineclub horroroso. Haremos intercambio de libros, yo te dejaré uno que creo que te gustará y tú me dejas el último que te compraste de César Aira. También puedes saquear la biblioteca de algún amigo o acudir directamente a la biblioteca y traerte algo interesante.

Podemos poner música para bailar en casa y pasarnos la tarde bailando, a mi me gustaría mucho. Y si hace buen tiempo podemos salir a la plaza con unas cervecitas a hablar un rato, pasear también es gratis. ¿Has visto, todas las cosas que podemos hacer? Dejamos para el mes que viene mi ordenador, la cacerola, las nuevas baldas y todo lo demás, que si no llega el mes que viene será el siguiente.

Cuando eramos niños no nos imaginabamos que ganar dinero nos iba a costar tanto.

15-Oct-2006 - Hechos en casa

8 comentarios

  1. Pernan dice:

    Hay que hacer frente comun. Nosotros tenemos libros que podemos aportar, discos duros con pelis que podemos dejar, iremos a vuestro baile y sera una fiesta, y asi todo lo que podamos… Animo!

    15-Oct-2006 a las 10:49 pm. Permalink para este comentario.

  2. Nuria dice:

    Bidebarrieta mola bastante. El contenido, el continente…no tanto.Verdad, Pernan?

    16-Oct-2006 a las 9:12 am. Permalink para este comentario.

  3. Marisa dice:

    Nada hija, que estamos todos buenos con la economía de los coj!piiiiiiiii!.
    La fiesta te ha quedado preciosa y eso es lo que importa.

    16-Oct-2006 a las 9:15 am. Permalink para este comentario.

  4. Garbancita® dice:

    Yo también padezco la economía de supervivencia. Pero tengo la gran suerte, como comento en mi post de hoy, de me regalan delicias que me permiten llegar a fin de mes.

    Si nos oyese mi abuela, que se almorzaba media cebolla…cuando la había!

    Eso si, pobres pero con encanto ;)

    16-Oct-2006 a las 10:10 am. Permalink para este comentario.

  5. BocaDorada dice:

    Pernan, lo del disco duro tenemos que probarlo, yo sé que Cefalópodo tiene muchas pelis también.

    Nuria, yo te pregunto por si tú lo sabes, porque es que estoy intrigada ¿donde están los libros asignados a la biblioteca de la Alhóndiga que aún no existe?

    Marisa, mi economía es casi inexistente pero tampoco debo pasta. Soy bastante hedonista y hacer fiestas mola, me las arreglo lo mejor que puedo jeje.

    Garbancita, las delicias que te regalan te permiten llegar a fin de mes además de colmarte de placer, ¡que suerte tenemos!

    16-Oct-2006 a las 10:53 am. Permalink para este comentario.

  6. Lenin dice:

    Está claro que la vita es bona si la panza no sona. Me doy por convencido, vaya.

    16-Oct-2006 a las 11:37 am. Permalink para este comentario.

  7. Nuria dice:

    Lo sé, los tienen cautivos, hasta que no la arreglen, es como si no esxtieran, eso me dijeron a mi.

    Lo de los rollos vietnamitas no he visto, ya rebusco luego :)
    Cheers!

    16-Oct-2006 a las 12:19 pm. Permalink para este comentario.

  8. Alioli dice:

    Habrá que sacar un “manual de estilo” para pobres. Entre la biblio, pasear y montarse la fiesta (y el cine) en casa nos vamos a ahorrar un pastón!!

    16-Oct-2006 a las 9:11 pm. Permalink para este comentario.

Deja una respuesta

Trackback URI