Factor sorpresa

¿Mucho trabajo? ¿Te comprometes a más cosas de las que puedes hacer? ¿Incluso se te ocurren muchos más proyectos de los que serás capaz de terminar? Seguro que notas cómo el agotamiento te puede. No te dejes, cierra los ojos, piensa en la última vez que te sentiste fenomenal, relájate y respira hondo diez veces, después piensa un deseo y comunica cómo te sientes a alguien que se preocupe de tí. Tu deseo tiene muchas papeletas para que se cumpla.

un día sí

El mío se cumplió casi porque yo pedí una lubina a sal y me tocó una dorada a la sal con patatas cocidas con pimentón, pero he de confesar que respiré once veces. Al día siguiente hice lo mismo, respiré nueve veces y deseé arroz con pollo y nori. En este caso, me tocó sólo arroz con pollo. Es interesante, jugar con la respiración porque el factor sorpresa es un plus.

y otro también

En ambos casos estaba muy bueno.

14-Abr-2007 - Hechos en casa

3 comentarios

  1. dr. muerte ve películas de vez en cuando dice:

    Me gustan las fotos con esquinas redondeadas y queda genial con el (estiloso) estilo de bocadorada. ¡Ah! Ayer vi “Brick”. Una película de cine negro contemporáneo. Más negro que un risotto de Mc Lean.

    A veces ee un poco agobiante pero me encanta siempre tener cosas que hacer. Aunque mi productividad es cada vez más baja.

    ¡Qué bien te cuidan!

    16-Abr-2007 a las 11:34 am. Permalink para este comentario.

  2. marijo dice:

    De acuerdo con dr. muerte. Será porque eres tan cielo como parece al leer tus posts; ese adivinador de deseos me lo pediré yo también hoy mismo.

    16-Abr-2007 a las 10:12 pm. Permalink para este comentario.

  3. pitxo dice:

    no me extraña que te guste Miranda July (a mi también): esto de las respiraciones me ha hecho mucha gracia, y me imagino a Miranda rodando esta idea en algún vídeo.. jeje

    18-Abr-2007 a las 4:16 pm. Permalink para este comentario.

Deja una respuesta

Trackback URI