Hay que cuidarse

Mala cara

El sábado con el miedo en los huesos me dirigí al dentista. Mi dentista es una chica maja, no me ha hecho daño nunca, habla con su asistente de cualquier tema para entretenerse mientras me desvitaliza mi muela, cosa que agradezco porque se me quitan de la cabeza las imágenes de sus aparatejos. Entre otras cosas hablaron de comida, la asistenta decía que odiaba cocinar y que probablemente era porque tampoco le gustaba comer. El caso es que después de salir del dentista seguía con esa tensión que se acumula en la espalda, el cuello y en los ojos, “necesito unas vacaciones, aunque sea unos días libres” me dije.

Sushi para dos

Así que pensé en tomarme el lunes y martes fiesta, cuando llegué el trabajo estará ahí y antes de que termine el año tenía que coger esos días. En ese momento se me cambió el cuerpo, me relajé, me desagarroté de golpe, me olvidé de las tensiones y del trabajo. Preparé un poco de sushi para olvidarme de todo y disfrutarlo.

Patatas coloristas

Estos días no he hecho nada especial, trabajar en algún proyecto casero, pensar, leer y descansar. No he cocinado nada especial, no he terminado nada de lo que he empezado, pero me ha servido para descansar, dormir y disfrutar con mucho más detenimiento de las cosas cotidianas, alguno dirá que ya lo disfruto bastante, pero hay veces que las prisas no me dejan saborear las cosas. El jueves cocinaron para mí congrío en salsa verde y lo comí a toda prisa porque tenía una reunión en el trabajo.

Idiazabal con nueces y cerveza

Ahora estoy mejor, comer en el Ají Colorao me ha hecho bien, con ese ritmo pausado y lento que tienen, si no te enfadas es que estás muy relajada y ya estás curada de estrés. Sólo que ahora pensando que mañana tengo que ir a trabajar me estoy tensando, tendré que pensar que en 3 días vuelvo a estar de fin de semana, además tendré mi ordenador nuevo en casa para entonces.

14-Nov-2006 - Desastres, Hechos en casa

4 comentarios

  1. nuria dice:

    Como te entiendo. Yo me he acostumbrado a comer en 10 minutos “de reloj”. Como cosas ricas, pero las engullo. Lo que está fatalmente…

    Además la semana que viene me toca a mi desvitalizar una muela…

    15-Nov-2006 a las 12:58 pm. Permalink para este comentario.

  2. dr. muerte dice:

    Esta vida se nos traga. En estas situaciones me acuerdo de la canción de Family “Viaje a los sueños polares” que dice: “Cuando pesen demasiado la rutina, el trabajo y la vida en la ciudad nos iremos en un viaje infinito con esa tonta sensación de libertad…” Lo difícil es sentirte renovado, liberado. Hay tantas cosas que hacer y tan poco tiempo. Y ya se acerca otra vez la navidad…

    15-Nov-2006 a las 6:43 pm. Permalink para este comentario.

  3. cefalopodo dice:

    bien, el ordenata nuevo!
    por cierto tengo q visitar al dentista. grrrrr!

    15-Nov-2006 a las 11:05 pm. Permalink para este comentario.

  4. pitxo dice:

    yo estoy retrasando el día de ir a visitar al dentista pq no tengo un chavo y pq creo q la bromita me va a salir muy pero q muy cara… grrr

    22-Nov-2006 a las 11:57 pm. Permalink para este comentario.

Deja una respuesta

Trackback URI