Sopas frías (3): Ajoblanco

Este plato proviene de la cocina Andalusí, en la que como en tantos platos árabes la almendra tiene un protagonismo especial. Me da la impresión que es el ajoblanco malagueño el más popular de todos, es el que he preparado yo.

Ajoblanco y papa asá (otra vez)

Hay otro plato que es parecido que se llama ajopollo y había una revista que se llamaba Ajoblanco.

Ajoblanco y papa asá

Ingredientes

(Para las papás asás)

Elaboración
Hay que poner el pan en remojo y se trituran las almendras con los ajos, la miga de pan, sal y vinagre. La forma tradicional de hacerlo es majándolo en el mortero de mármol y maza de madera, empezando con las almendras, hasta conseguir una pasta lechosa.

Yo no lo he hecho así, lo he triturado en la turmix, para ahorrarme tiempo y esfuerzo. No sé cuales son las ventajas del método tradicional, estaría bien comparar cada plato que tiene un proceso tradicional esforzado con el proceso-más fácil ayudado por la tecnología, nuevos ingredientes etc., para saber lo que realmente nos perdemos, los que solemos optar por atajar.

Sigo con la receta. Se va añadiendo el aceite poco a poco emulsionándolo. Por último, se añade agua (al gusto), poco a poco, hasta que quede una crema fina que se pasa por el chino.

Para las papas asás, hay que lavarlas y envolverlas en papel de aluminio, después al horno a temperatura alta y unos 20 minutos o media hora dependiendo del tamaño de la patata y de la temperatura. Para saber si están hechas se pinchan con un palillo y si todo es blando, es que está.

Después se abren por la mitad, se salpimenta al gusto y se rocía con aceite de oliva virgen extra.

También hemos aprovechado para comernos unas anchoillas que quedaban muy bien con el ajoblanco y las papas. Por cierto que el ajoblanco es genial como aliño de una ensalada corriente y moliente.

En anteriores episodios de la serie vimos cómo hacer un gazpacho y una vichyssoise, ¿qué será lo próximo? Tal vez una sopa de melón, un salmorejo, una sopa de cerezas… ¡cómo se presenta el verano!

14-Jun-2007 - Hechos en casa, Sopas frí­as

4 comentarios

  1. pitxo dice:

    es una sopa explosiva esta… almendra, mucho aceite, vinagre, anchoa…
    cómo te lo curras nin

    15-Jun-2007 a las 9:26 am. Permalink para este comentario.

  2. camille dice:

    La diferencia de hacerlo con mortero está en la textura e incluso en el color. Es muy trabajoso pero de verdad que merece la pena. Es como el all i oli, que también el hecho con mortero no se parece en nada al hecho con batidora. Prueba un día que tengas ganas y ya verás!

    15-Jun-2007 a las 3:47 pm. Permalink para este comentario.

  3. verde dice:

    En lugar de anchoas, usar uvas peladas (si son moscatel, mejor) Quedan estupendas y además permiten corregir el plato si te has pasado de sal, vinagre o, sobretodo, de ajo (nadie es perfecto)

    18-Jul-2007 a las 10:39 am. Permalink para este comentario.

  4. Yoss dice:

    Si al salmorejo de almendra se le añaden unos trocitos de jamón ibérico, otros de tomate y… unos taquitos de gelatina de Pedro Ximenez… el éxito está asegurado. Es una delicia al paladar. Besos

    28-Ago-2007 a las 9:48 am. Permalink para este comentario.

Deja una respuesta

Trackback URI